Incluso hay quienes han dado el salto de comercializar los productos

Agroexportadoras ven con buenos ojos el autoabastecimiento de bioinsumos

5 de abril de 2023

Debido a la falta de alternativas biológicas en el mercado y a las crecientes exigencias de los mercados internacionales por utilizar menos agroquímicos, un importante número de exportadoras se han involucrado en la producción propia de biocontroladores o biofertilizantes, para afinar sus programas de manejo agronómico. Algunas de ellas incluso han dado el salto y han logrado ofrecer sus desarrollos a otras compañías del sector.

Renato Manrique

SUSCRÍBETE
A NUESTRO
NEWSLETTER

CAMPOSOL: NOVEDOSO CENTRO DE CRIANZA DE CONTROLADORES BIOLÓGICOS

Tras un año de investigación del equipo de I&D+i y Control Biológico, el último logro de la compañía fue implementar la producción de Anagyrus sp para el control de Pseudoccocidos (chanchito blanco), en arándanos y cítricos. Ello se realizó en el laboratorio de control biológico sede Mar Verde, en La Libertad, con una puesta en marcha, escalabilidad y liberación en campo. Según la empresa, Anagyrus pseudococci es el principal y más eficiente controlador de Pseudoccoccidos en el cultivo de arándano y cítricos. Camposol inició en sus investigaciones y desarrollo con controladores biológicos, con el objetivo de dar respuesta a sus problemas fitosanitarios y frente a la escasa respuesta del mercado a soluciones libres de químicos. Lisette Graterol, subgerenta de Investigación y Desarrollo, señala que es mucho más rentable para la empresa la producción de sus propios controladores. “A veces compramos avispas que nos mandan desde Lima o Ica, pero cuando llegan a nuestros campos muchas han muerto. Entonces, optamos siempre por abastecernos de nuestros propios insumos, sobre todo aquellos que nos cuesta conseguir en el mercado”, puntualiza tras indicar que trabajan con los mismos estándares de calidad que un externo. No descartan, próximamente, dar el salto y ofrecer comercialmente a nivel nacional este controlador.

[custom_align_right]

+15.000 ha son de propiedad de Camposol en el país. Ellas están dedicadas al cultivo de arándanos, paltos, uva de mesa, mandarinos y mangos, entre otros.

[/custom_align_right]

VIRÚ: SU PROGRAMA DE BIOCONTROL CUBRE MÁS DE 2.000 HECTÁREAS

Dentro del programa de manejo integrado de plagas (MIP) de Virú, esta empresa con sede en Trujillo viene desarrollando algunos agentes biológicos como Chrysoperla carnea, Podisus nigrispinus, Paecilomyces lilacinus, Trichoderma sp., hembras vírgenes de Spodoptera frugiperda, entre otros. Las liberaciones las vienen realizando desde hace XX campañas en más de 2.000 ha, según el programa establecido. De esta forma, han controlado y reducido poblaciones significativas de plagas. Por ejemplo, con la liberación de hembras vírgenes de S. frugiperda se logró, según las evaluaciones realizadas por la empresa, una reducción significativa de los adultos de las siguientes generaciones. Las mediciones se hacen de manera constante y esta información permite desarrollar un mapa de calor que les ayuda y guía a tomar decisiones más acertadas para las siguientes liberaciones u aplicaciones. Además, están desarrollando hembras vírgenes de Prodiplosis y ácaros depredadores para el control de arañita marrón. Según la firma, cada etapa de desarrollo del controlador, desde su identificación hasta su establecimiento y desarrollo, debe pasar por tres condiciones: que se pueda reproducir masivamente bajo las condiciones de laboratorio; que una vez liberado se pueda establecer completamente dentro del campo, buscando un autoabastecimiento o una auto regulación; y que el costo de producir estos controladores tiene que estar alineado a la rentabilidad del cultivo.

LA CALERA: A LA BÚSQUEDA DEL MEJOR MICROBIOMA

Hace cinco años, el presidente del Grupo Alimenta y director de La Calera, Vasco Masías, y el biólogo Pascal Ascencio crearon una división para desarrollar innovaciones en tecnología microbiana, para atender a los requerimientos de los huertos de cítricos, uvas y arándanos del propio grupo, como una respuesta a un mercado internacional que exige menores LMR. A este nuevo desarrollo lo bautizaron Simbio, y en los primeros años se dedicaron a mapear en diferentes puntos del país una gran cantidad de microorganismos en los suelos, para identificar sus potencialidades y así enriquecer los suelos y a la par dar respuesta a problemas sanitarios. En especial, se preocuparon en encontrar alternativas a los problemas de control de nematodos en sus campos y de mejorar permanentemente el microbioma. Para el 2019 se encontraron satisfechos de sus resultados y dieron el salgo al comercio para terceros de sus cuatro líneas de consorcios de microorganismos que tienen por nombre RizoPro (Rhizobium spp. y Pseudomonas spp.) RizoBac (Bacillus spp. y Pseudomonas spp), Rizo Tec (Actinomicetos y Bacillus spp.) y RizoPlus (Bacillus spp., Pseudomonas spp. y Rhizobium spp.) Estos sirven como enraizadores, bioestimulantes, bioprotectores, solubilizadores de nutrientes. Uno de los servicios ‘premium’ que ofrecen es visitar los campos de quienes soliciten el servicio para tomar muestras de los microorganismos nativos y poder hacer formulaciones a la medida. Como va la tendencia, Ascencio, quien se desempeña como gerente general de Simbio, indica que “es muy probable que en los próximos 15 años veamos que más de 30 o 35% de los productos químicos actuales sean reemplazados por biológicos”.

ECOSAC: SINERGIAS PARA ELABORAR MICROORGANISMOS

Tienen una empresa dedicada a la acuicultura (crianza de langostinos) y a partir de este negocio se inició el desarrollo de toda una formulación de microorganismos que se trasladó en el 2017 a la actividad agrícola de la empresa. Las investigaciones empezaron hace más de diez años con un equipo que fue creciendo en personal de distintas disciplinas (biología, microbiología, agronomía, químicos). Posteriormente, se segmentaron los productos en cuatro para el agro: Ecobacter, Dbacter, Bacillus subtilis y Trichoderma. Estos se utilizan para descomponer materia orgánica, fijar N, estimular el crecimiento y proteger las raíces. Los microorganismos como Trichoderma y Bacillus subtilis producidos en Ecosac tienen la particularidad de ser nativos. “Este trabajo no es solo poner microorganismos en el cultivo, sino también conocer el proceso que debemos mejorar. Gracias a ello se ha reducido en 35% el presupuesto destinado a todo lo que era fuente nitrogenada”, refiere Paola Gutiérrez, gerente de proyectos, riego y nutrición. El plan estratégico de la producción de microorganismos se destina para las 6.000 hectáreas de la firma. Adicionalmente, han comenzado a ofrecer sus productos a campos externos en el norte.

CERRO PRIETO: CON EL OBJETIVO DE REDUCIR LAS APLICACIONES DE PESTICIDAS

La producción de insectos benéficos y hongos entomopatógenos nació bajo la idea de reducir el uso de pesticidas. Un trabajo de este tipo fue liderado por el área de I+D de la compañía. “Primero, identificamos los problemas con ciertas plagas y enfermedades que eran claves en el proceso productivo del campo y que podían afectar de una forma muy agresiva el rendimiento. En su momento realizamos muchas pruebas hasta tener los resultados que tenemos hoy”, comenta Marie Parodi, superintendente Agrícola en Cerro Prieto. Es así que han desarrollado esta experiencia en la producción de distintos controladores biológicos, pero en la actualidad se han quedado con una selección reducida que son los más comunes para las plagas y enfermedades presentes en los cultivos que desarrollan de paltas, arándanos y espárragos. Esto no quiere decir que han dejado de investigar otros controladores, pues tienen claro que en el camino pueden ir apareciendo nuevas y más agresivas enfermedades y plagas. Además, es mejor tener un desarrollo propio ya que, según Parodi, muchas veces no se encuentran algunos productos en el mercado, debido a la fuerte demanda por parte de los campos que, en determinadas fechas, desarrollan las mismas plagas o enfermedades. Adicionalmente, la firma tiene un gran número de hectáreas bajo el manejo orgánico, motivo por el cual requieren de un mayor número de soluciones biológicas. Por lo pronto, el 80% de la producción de 1.500 ha de arándanos están bajo un manejo orgánico.

SUSCRÍBETE
A NUESTRO NEWSLETTER

Noticias
Relacionadas

BioConsortia levanta US$15 millones en ronda de financiación

La compañía estadounidense BioConsortia, que desarrolla bioinsumos a partir de microorganismos, anunció que cerró una ronda de financiación interna de US$15 millones. El capital servirá para costear el desarrollo ampliado de productos microbianos diseñados...

“Mis suelos se habían convertido en polvo”

La agricultura regenerativa es un sistema de producción basado en reparar / mejorar / regenerar los suelos y el entorno, indica Francesc Font. Más allá de la frialdad conceptual de la definición, este ingeniero técnico agrícola, consultor internacional, vicepresidente...

Sobre nosotros

Para solicitar más información o enviar comunicados sobre biológicos, escríbanos a biologicalslatam@redagricola.com.   

Biologicals Latam es una revista digital trimestral de Redagrícola que informa de manera especializada sobre la intensa actividad que se está desarrollando en el espacio de los bioinsumos para la producción agrícola. Esta publicación en español e inglés es complemento del Curso Online de Bioestimulantes y Biocontrol y las conferencias que este grupo de medios realiza en torno al tema.