Inversión de US$4,2 millones

Centro Global de Investigación NPP: UPL impactará desde México a la agricultura mundial

24 de enero de 2024

La empresa UPL Ltd., líder en soluciones agrícolas, ha marcado un hito en la industria con la apertura de su Centro Global de Investigación Natural Plant Protection (NPP) en México, que se especializará en el desarrollo de soluciones biológicas a través de la excelencia científica.

Adriana Navarro

SUSCRÍBETE
A NUESTRO
NEWSLETTER

UPL Ltd (United Phosphorus Limited), empresa especializada en soluciones agrícolas, ha invertido recientemente en México US$4,2 millones en la construcción del Centro Global de Investigación Natural Plant Protection (NPP), el recinto más importante a nivel mundial en la creación de formulaciones y productos bioestimulantes.

Su director de Investigación de NPP Global, Virgilio Valdés, investigador y experto en química bacteriológica y parasitología, detalla que este centro abrió sus puertas en junio de 2023 y está ubicado al norte de México, dentro de la planta de manufactura de UPL en Ramos Arizpe, Coahuila. Opera bajo el concepto ‘green building’ que maximiza el ahorro de energía y de agua, y reduce la generación de residuos con la idea de preservar el medio ambiente y lograr un mundo sostenible.

El espacio cuenta con diferentes laboratorios donde se trabaja la parte físico-química del diseño de formulaciones, compatibilidades y estabilidades. Asimismo, tiene un área dedicada a la síntesis química para reproducir moléculas de las plantas y un lugar para la agrobiología con el fin de confirmar la efectividad de los nuevos productos. Incluye espacios para la microbiología, bioquímica y biología molecular donde se generan estudios científicos genéticos para dar soporte a los artículos que salen al mercado.

Virgilio Valdés

CENTROS ALTAMENTE ESPECIALIZADOS

Este nuevo centro se une a una red mundial de centros de investigación que UPL Ltd tiene en Francia, EE UU, India y Sudáfrica, cada uno de ellos con estaciones experimentales para confirmar el desempeño de los productos. Además, la compañía cuenta con dos estaciones experimentales ubicadas en Brasil y España.

Virgilio Valdés detalla que cada centro de investigación se ha especializado en alguna rama para innovar en diferentes soluciones agrícolas. Por ejemplo, en la India han profundizado en el área de nutrición vegetal y nuevas moléculas químicas para el desarrollo de la agricultura convencional; en Francia han trabajado en la producción de extractos de algas; en Sudáfrica e India se especializan en crear productos para biocontrol como son los extractos botánicos y microbiales.
“Los productos de UPL relacionados al biocontrol son una aportación de la empresa para la agricultura sostenible, y su impacto radica en la reducción de cargas químicas que se aplican a los cultivos para mantener un equilibrio entre el uso de agroquímicos convencionales y racionales”, sostiene el experto.

GENERANDO CONOCIMIENTO DESDE MÉXICO

Con la actual apertura del Centro Global de Investigación NPP en México, la red de UPL se amplía. “Los investigadores mexicanos estamos generando conocimiento y experiencia, debido a que diseñamos nuevos productos y tenemos la ventaja de contar con plantas de manufacturas de bioestimulantes”, dice Valdés.

Con la apertura de este Centro Global de Investigación NPP se continúa con la misma dinámica de los otros centros, “donde diseñamos, generamos y producimos nuevos productos en nuestra planta de manufactura. La magnitud del trabajo que hacemos en México es tal, que estamos innovando en más de 40 soluciones para la agricultura y exportando a más de 55 países”, explica el directivo.

Entre sus plataformas tecnológicas está la investigación y producción de extractos de algas y plantas que tienen una actividad muy importante en la inducción de la síntesis endógena de hormonas para las plantas. Han colocado en el mercado productos que ayudan a la eficiencia en el uso de los nutrientes, es decir, que reducen los niveles de fertilización cuando se aplican; y productos destinados a la recuperación de las deficiencias nutricionales de las vegetaciones.

Asimismo, Valdés comenta que dentro de este centro de investigación continuarán especializándose en el segmento de ácidos húmicos y fúlvicos y en el diseño de elicitores o moléculas capaces de inducir la resistencia natural de las plantas al ataque de patógenos y seguirán innovando con productos para la eficiencia del uso de agua.

“Estas plataformas tecnológicas tienen como propósito ofrecer al mercado productos con bases naturales para contribuir a la agricultura sostenible y, en consecuencia, en la producción de alimentos inocuos y de mayor calidad para el consumo de toda la población”, detalla el químico.

PLANES DE EXPANASIÓN

Actualmente están en un proceso de registro de productos para colocarlos en por lo menos 15 países más, de los 55 que ya exportan desde México.

Además, y desde México, la empresa tiene un programa de expansión de sus líneas de comerciales y planean contratar a más investigadores. En este momento en el Centro Global de Investigación NPP trabajan 10 especialistas en química, biotecnología y agronomía, y se prevé que este 2024 lleguen otros tres expertos que apoyen en ofrecer soluciones para la protección de cultivos, no solo de México, sino del mundo.

Para aumentar las capacidades de investigación interna, Valdés menciona que se han aliado con centros de investigación y universidades nacionales y extranjeras. Entre los colaborades están la Universidad Autónoma de México; el Colegio de Postgraduados; el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinestav); la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro y universidades estadounidenses.

“Compartir conocimiento es muy importante para seguir generando y aportando nuevas soluciones para la agricultura”, sostiene el experto. “Particularmente para México y América Latina, en UPL traemos proyectos muy importantes como fue el Centro de Investigación y fuertes inversiones para la ampliación y edificación de nuestras plantas de manufactura porque el crecimiento que ha que ha tenido UPL a nivel mundial en los últimos años ha sido de doble dígito, año tras año”, añade.

INNOVACIÓN PARA LA AGRICULTURA SOSTENIBLE

La agricultura sostenible tiene implicaciones culturales y medioambientales, es decir, para que las biosolusiones se conozcan y se usen. Por ello, es necesario trabajar muy de cerca con los agricultores para que tomen conciencia sobre la importancia del cuidado del medio, al reducir la carga química o la fertilización del suelo. “Es necesario demostrar que los productos naturales deben estar en equilibrio con el uso de productos con bases de químicas convencionales”, indica Valdés.

En primera instancia, usar bioestimulantes requiere más esfuerzo para las compañías que los están produciendo, pues es necesario demostrarle al agricultor que estos productos funcionan y que tienen soporte técnico y científico.

El problema, comenta Valdés, es que los efectos en la bioestimulación de las plantas no son tan rápidos como el uso de un agroquímico convencional. Sin embargo, las áreas de marketing y desarrollo técnico de ventas de UPL han demostrado a los agricultores que puede tener redituables beneficios como incrementar la calidad en la producción y el rendimiento de sus cosechas.

Las biosoluciones no son desconocidas por los agricultores altamente tecnificados, que las usan como parte de sus programas de manejo agronómico. Sin embargo, Valdés considera que aún hay oportunidad para demostrarle a más hortelanos los resultados favorables del uso de este tipo de productos.

“Tenemos que unirnos: empresa, iniciativa privada, centros de investigación, universidades y agricultores para hacer conciencia y ampliar la cultura de uso de productos que ofrezcan biosoluciones a fin de proteger nuestro medio ambiente”.

LA EFECTIVIDAD DE LAS BIOSOLUCIONES EN EL CAMPO

Virgilio Valdés detalla que UPL tiene una variedad de productos que se elaboran en México y que tienen una gran efectividad en el campo. Entre ellos, BIOZYME TF, el cual tras ser aplicado en los cultivos induce a la propia síntesis interna de las hormonas en los cultivos para lograr un balance entre mayor calidad de la planta y mayor rendimiento económico en el cultivo.

El proyecto K-TIONIC que se elabora con base en materias primas naturales, activa procesos en el segmento de ácidos húmicos y fúlvicos para reducir hasta 30% los niveles de fertilización normalmente utilizados en la agricultura. Se trata de un producto que minimiza la carga química en los cultivos y suelos, y evita los costos asociados con la compra de más fertilizante.

ZEBA SP, lanzado recientemente a nivel mundial, es un producto que se aplica a nivel de suelo para absorber agua y mantenerla disponible en la zona radicular del cultivo, reduciendo así la cantidad y frecuencia de riego.

Ofrecen también OPTIMAT, que funciona para recuperar los cultivos que sufren estrés a consecuencia del cambio climático, como altas temperaturas o sequías extremas. “Con este producto, le ayudamos a la planta a recuperar sus niveles normales de producción para acercamos a que recupere entre un 80% o 90% de su producción normal”, precisa el especialista.

En la categoría de elicitadores, VACCIPLANT estimula los sistemas de defensa de la propia planta. “Es una vacuna esta que se aplica en los cultivos a base de las algas marinas y que mejora a la planta tanto a nivel de estructura, de producción en las células de los tejidos vegetales hasta la parte fisiológica con este producto la planta logra defenderse de patógenos que la están atacando”, comenta Valdés.

LA AGRICULTURA SOSTENIBLE FRENTE AL CAMBIO CLIMÁTICO

América Latina es una región sumamente importante para la producción de alimentos, tanto para el consumo interno como para exportación mundial. México, por ejemplo, es uno de los polos de producción agrícola para el sistema alimentario, y el mayor exportador de estos productos a EE UU. Chile es un país remitente significativo de productos al mercado europeo, y asiático. Brasil juega un papel importante en el mercado agrícola mundial y su sector agroindustrial es crucial para la economía del país.

Sin embargo, es esencial trabajar en los retos que enfrenta la agricultura debido al cambio climático. Valdés señala que la creciente necesidad de ampliar las superficies agrícolas para satisfacer la demanda de alimentos. “O ampliamos las tierras de cultivo que ya están muy limitadas o ampliamos los rendimientos y la calidad de los cultivos y es por donde nuestra empresa está enfocada”, dice el investigador.

Explica que los gobiernos deben comprometerse a brindar el apoyo necesario para hacer rentable el negocio agrícola, incluyendo financiamiento para la producción de cosechas y garantizar precios justos.

Virgilio Valdés indica que UPL ha realizado una gran labor impulsando la agricultura sostenible al enfocarse en reducir la huella de carbono. Por ello, las plantas manufactureras y centros de investigación de cada país implementan prácticas para reducir las cargas químicas y el consumo de energía eléctrica y agua.

En los países de América Latina, UPL trabaja con el proyecto ´Aplique Bien’, donde capacitan a los agricultores en la aplicación correcta de productos agroquímicos, cuidando también la salud de esos trabajadores. Además, cuenta con certificaciones de programas como ‘Campo Limpio’, donde se coordinan con la industria y el gobierno para recolectar y reciclar envases de agroquímicos. El programa ‘ProNutiva’ ofrece capacitación a los agricultores para combinar productos naturales con fertilizantes convencionales.

Con el programa ‘Pasaporte Verde’, aplican soluciones innovadoras que apoyan al agricultor a reducir los límites de residuos de agroquímicos y cumplir con las tolerancias para exportar a otros países, disminuyendo significativamente el riesgo de que sus cultivos no sean aptos para otras latitudes.

Cinco décadas de constante innovación
Con una trayectoria de 50 años, UPL Ltd., inició sus operaciones en India, especializándose en la producción de agroquímicos: insecticidas, fungicidas, herbicidas, hasta que ingresó al segmento de bioestimulación vegetal con la intención de ofrecer al agricultor soluciones naturales, además de las convencionales. En México, comenzó a operar hace 25 años, colocando en el mercado local productos agroquímicos. En 2008, se inclinó por la investigación al comprar el Grupo Bioquímico Mexicano, SA de CV (GBM).

SUSCRÍBETE
A NUESTRO NEWSLETTER

Noticias
Relacionadas

El enorme potencial biológico en la industria agrícola peruana

Ser uno de los principales proveedores de frutas y hortalizas frescas del mundo conlleva varios retos. Producir alimentos de la más alta calidad, que lleguen bien a los diferentes destinos, que sean sanos y libres de tóxicos son algunos de ellos. Esta es una carrera...

Sobre nosotros

Para solicitar más información o enviar comunicados sobre biológicos, escríbanos a biologicalslatam@redagricola.com.   

Biologicals Latam es una revista digital trimestral de Redagrícola que informa de manera especializada sobre la intensa actividad que se está desarrollando en el espacio de los bioinsumos para la producción agrícola. Esta publicación en español e inglés es complemento del Curso Online de Bioestimulantes y Biocontrol y las conferencias que este grupo de medios realiza en torno al tema.