19/Oct/2022

#08

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Subscribe to our newsletter

*Requerido / required
Idioma / Language

Desarrollan modelo para evaluar efectos de dos o más bioestimulantes combinados en un mismo cultivo

Científicos de la Universidad de Valencia probaron un sistema basado en dos sistemas: una levadura y la planta Arabidopsis thaliana por su rápido crecimiento y poco espacio requerido.

F. Aldunate M.

En el mundo de los estimulantes, uno más uno no es siempre igual a dos. Es cierto que combinar dos bioestimulantes distintos puede tener efectos aditivos en los cultivos. Pero, además, pueden ser sinérgicos, generando un efecto superior a la aplicación de ambos por separado. No obstante, también podría llevar a interacciones antagónicas haciendo que la planta quede peor que antes. Por ello, a medida que aumenta el uso de los bioestimulantes en los campos, no solo es relevante probar sus efectos por separado. También cuando van combinados con otros. 

El problema es que no existen muchos modelos para evaluar el efecto combinado de distintos bioestimulantes en un mismo cultivo. Este es el desafío que buscaron abordar los investigadores Patricia Benito, Daniele Ligorio, Javier Bellón, Lynne Yenush y José Miguel Mulet, vinculados a la española Universitat Politècnica de València.  Los resultados de su investigación los publicaron en un paper bajo el título “A fast method to evaluate in a combinatorial manner the synergistic effect of different biostimulants for promoting growth or tolerance against abiotic stress”, lo que se traduce como “Un método rápido para evaluar de manera combinatoria el efecto sinérgico de diferentes bioestimulantes para promover el crecimiento o la tolerancia contra el estrés abiótico”.

De acuerdo a los investigadores, actualmente existen pocos métodos en la literatura para evaluar el potencial bioestimulante de las combinaciones de extractos naturales. La validación de la eficacia de las combinaciones de extractos naturales directamente en los experimentos de campo con los cultivos podría ser muy difícil, debido a las limitaciones de tiempo, infraestructura y presupuesto. “El objetivo de este trabajo es diseñar una metodología novedosa para evaluar el efecto de la combinación de varios bioestimulantes”, dice José Miguel Mulet, PhD de la Universitat Politècnica de València, y uno de los autores del reporte. 

En conversación con Biologicals Latam, Mulet explica que la metodología desarrollada se basa en el uso de sistemas de dos organismos modelo. Se trata de la levadura Saccharomyces cerevisiae y de la planta Arabidopsis thaliana, ya sea en laboratorios o en invernaderos. “Se usan ambas para evaluar diferentes combinaciones de formulados”, dice el académico.  “Sus ventajas es que son organismos de crecimiento rápido y que precisan poco espacio, por lo que permiten muchas evaluaciones en paralelo a un costo asumible”.

Mulet agrega que los resultados en estos sistemas modelo “son transferibles a plantas de cultivo en la mayoría de casos, lo que nos permite evaluar el efecto sobre el crecimiento normal, o en condiciones de sequía, salinidad, frío o calor”.

Durante su investigación, Mulet señala que encontraron varios resultados sorprendentes durante su investigación que les llevó a probar combinaciones de bioestimulantes en distintas condiciones de estrés salino, osmótico y de temperaturas. Lo que más le llamó la atención, no obstante, es que hay formulaciones que pueden tener efectos contrarios en diferentes etapas del crecimiento de la planta. “Un mismo formulado puede favorecer la germinación y luego ser tóxico en etapas posteriores del desarrollo”, dice. 

El paper describe que los bioestimulantes son una categoría emergente de insumos agrícolas que pueden mejorar el rendimiento de los cultivos en condiciones normales y de estrés abiótico. “En los últimos años han ido ganando en atención, debido a su origen natural y a su integración entre las herramientas respetuosas con el medio ambiente que pueden ayudar a asegurar un alto rendimiento de los cultivos”, agrega. Según el documento, los bioestimulantes disponibles en el mercado pueden clasificarse en ocho categorías diferentes: 1) sustancias húmicas, 2) materiales orgánicos complejos, 3) elementos químicos beneficiosos, 4) sales inorgánicas, 5) extractos de algas y productos botánicos, 6) derivados de la quitina y el quitosano, 7) antitranspirantes y 8) aminoácidos libres y otras sustancias que contienen nitrógeno. Los productos vivos que contienen microorganismos benéficos de la rizosfera, como las bacterias promotoras del crecimiento de las plantas (PGPB) y los hongos micorrícicos, se consideran la novena categoría [13]. 

“Los bioestimulantes no se consideran productos agroquímicos porque sólo influyen en el vigor de las plantas y no tienen una acción directa contra las plagas o enfermedades, ni proporcionan nutrientes directamente a las plantas”, agrega. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Subscribe to our newsletter

*Requerido / required
Idioma / Language

Sobre nosotros

Para solicitar más información o enviar comunicados sobre biológicos, escríbanos a contact@biologicalslatam.com.   

Biologicals Latam es un newsletter quincenal de Redagrícola para informar de manera especializada de la intensa actividad que se está llevando a cabo en el espacio de los bioinsumos para la producción agrícola. Esta publicación en español e inglés es complemento de las series de cursos y conferencias que este grupo de medios realiza en torno al tema.